¿Está tu diseño de página web causando una buena primera impresión?

Las primeras impresiones lo son todo. Solo tienes una oportunidad para convencer a un visitante que llega a tu sitio web de que eres profesional, fiable y que vale la pena su tiempo. Para complicar aún más las cosas, probablemente tengas menos de un segundo para hacerlo, ese es el tiempo que tardan los visitantes en llegar a una conclusión sobre si les gusta tu diseño de página web lo suficiente como para seguir investigando.

La buena noticia es que hay una medida contundente que puedes usar para determinar si tu diseño de página web está dando una buena primera impresión: la tasa de rebote. El porcentaje de rebote es una medida de la cantidad de personas que abandonan tu sitio después de mirar solo la primera página, y si tu porcentaje de rebote es muy alto, puede ser hora de modificar tu diseño web. Como regla general, una tasa de rebote en torno al 26-40% es excelente. Del 41 al 55% es el promedio. 56-70% es más alto que la media, pero puede no ser motivo de alarma según el sitio web.

La página de inicio suele ser la primera página que ve el usuario y es la más visitada en un sitio web. Un diseño deficiente está asociado con el rechazo rápido y la desconfianza por parte del visitante. Cuando a los usuarios no les gusta algún aspecto del diseño web o gráfico, no explorarán todo el sitio web más allá de la página de inicio.

Una vez en tu página de inicio, si has hecho un buen trabajo al impresionarlos y mantenerlos allí el tiempo suficiente, los visitantes quieren ver la información de contacto de la empresa. Suena fácil, ¿verdad? Para que tu página de inicio sea efectiva, debe contestar a 5 preguntas vitales para mantener a los visitantes interesados ​​y que quieran aprender más sobre tu marca o negocio.

¿De qué trata tu negocio?

Una excelente manera de destacar de qué trata tu empresa o marca es definir tu propuesta de valor. Tu propuesta de valor es la declaración que le dice al mundo lo que haces y por qué lo haces. Debe expresar esto claramente a través de imágenes llamativas y un texto original. No lo coloques en la parte inferior de la página, ¿Quién lo va a leer ahí?

Tú y todos los integrantes de tu empresa deberíais poder responder a la propuesta de valor de la marca en cuestión de segundos mirando tu sitio web. ¿Pero lo comunicas a tus visitantes lo suficientemente rápido? Si no es así, debería serlo. Los visitantes llegan a tu web porque tienes la solución a su problema o puedes satisfacer sus necesidades. Cuando llegan a la página principal de una empresa, los visitantes quieren ver información sobre los productos o servicios de esa compañía.

¿A quién va dirigido tu producto o servicio?

¿Qué está vendiendo tu sitio web? ¿Quién es tu público objetivo? ¿Estás hablando con ellos? Uno de los factores que influyen negativamente en la tasa de rebote es no dirigir tu contenido a la audiencia correcta.

Otra razón por la que los porcentajes de rebote son tan altos es que los visitantes se sienten abrumados por la cantidad de información que tienen frente a ellos. Así que mantén tu diseño de página web simple y fácil de digerir. Si la información en la página no es relevante o hay demasiada, habrá un efecto negativo en la primera impresión del visitante. Conoce a tu audiencia y habla su idioma.

¿Cuánto cuesta?

¿Cuánto cobras por tus servicios? ¿Cuál es el coste del producto? Si en tu diseño de página web no tienes páginas de tarifas u hojas de precios, ofrece a los visitantes una forma de acceder a esta información o una manera de solicitarla. Proporciona una hoja de tarifas a cambio de una dirección de correo electrónico o crea una ruta para que obtengan la información de manera rápida y precisa.

En la era actual, dar al visitante la oportunidad de conectar contigo a través de chat online, mensajes de texto o llamadas es primordial para una buena atención al cliente. Dales un incentivo. Si corresponde, proporciona contenido gratuito en forma de libro electrónico o catálogo que pueden descargar a cambio de su información de contacto. Esta también es una forma muy útil de conseguir que se relacionen nuevamente con tu marca o empresa.

¿Cómo empiezo?

Guía a tus visitantes y deja claro los pasos a seguir para comenzar a trabajar contigo. Tienes que marcar un camino y una dirección obvias para que los visitantes entren. La implementación de llamadas a la acción a lo largo del recorrido del cliente garantiza que se les suministre la información correcta en el momento adecuado, avanzando así en el embudo.

¿Cómo funciona?

Explica cómo funciona tu producto mediante el uso de tutoriales, producidos profesionalmente por supuesto. Los vídeos para empresa están de moda, si quieres desmarcarte de tu competencia, aprovecha el tirón del videomarketing. Las infografías son otra opción muy rentable.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
The following two tabs change content below.

Mariana Panunto

Trabajo en el departamento de redes sociales y posicionamiento web en Aeuroweb.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *