¿Por qué mi página web no aparece en Google?

Llegar a los primeros puestos de las páginas de resultados de Google puede mejorar la exposición de tu empresa, establecerte como una autoridad del sector y ofrecer el tipo de ROI que quieres ver. Pero, ¿por qué tu página web no aparece en Google u otros buscadores?

Muchas empresas se hacen esta pregunta. Desafortunadamente, no hay una respuesta única. Si crees que lo has estado haciendo bien sin obtener los mejores resultados, considera estas posibilidades:

Razones por las que tu web no aparece en Google

No le has dedicado suficiente tiempo

Cuando se trata de SEO, hay que ser muy paciente. No hay atajos que puedas tomar. El SEO no es un proceso que ocurra de la noche a la mañana. Las cosas deben hacerse bien y se necesita tiempo para investigar, crear e implementar una estrategia y comenzar a producir contenido.

Luego, a Google le lleva más tiempo darse cuenta de que se han realizado cambios, y tienes que esperar a que el motor de búsqueda determine si realmente estás proporcionando un contenido de valor.

Para ver resultados, deben pasar entre seis meses y un año desde que comenzaste a implementar mejoras. En otras palabras, el tiempo es algo que no puedes evitar. Es difícil, pero el SEO requiere paciencia.

 

La palabra clave no es la apropiada

Analicemos por ejemplo el término “SEO”. Supón que eres una agencia SEO en Valencia y tu web está en la segunda página de resultados cuando alguien realiza la búsqueda “SEO”. Y de repente, un día, tu web no aparece en Google en su posición habitual, sin que tú hayas tocado nada.

Empiezas a analizar que ha podido pasar y te das cuenta que tu blog sí que aparece. Resulta que, cuando alguien busca “SEO”, Google interpreta que esa persona no está buscando servicios de posicionamiento web, sino información sobre qué es. Puedes hacer esa misma búsqueda para comprobar los resultados que copan las primeras posiciones.

Así que, quizás, la palabra clave no sea la apropiada y haya que buscar otros términos más específicos como: agencia seo, expertos seo…

 

Tu sitio web tiene un diseño bonito, pero no está optimizado

Has pagado mucho por un diseño web que causa una buena impresión. Todo se ve espectacular. Entonces ¿Por qué Google no lo aprecia como tú?

Es posible que tu diseño sea muy bonito, pero no haya tenido en cuenta el SEO.

Aquí tienes una lista de cosas que pueden estar frenando el ranking de tu web:

  • Contenido duplicado
  • Sin actualizaciones de contenido
  • Navegación confusa
  • Canibalización de palabras clave
  • Metas, alt , títulos, etc. incompletos

 

Tu web pasa desapercibida en Internet

Los enlaces siguen siendo un factor importante, y probablemente siempre lo serán. Y si bien hay millones de formas de obtenerlos, no todas valen la pena, ya que algunas pueden ser perjudiciales.

Necesitas una buena lista de enlaces de diversas fuentes. Algunos deberían ser nofollow, otros deberían provenir de sitios con mucha autoridad… el objetivo es conseguir un perfil de enlaces variado y natural.

El linkbuilding también pueden ser un problema si se añaden enlaces negativos a tu web. Algún competidor puede haber empleado técnicas de Black Hat SEO para interferir en el SEO de tu web. Añadir enlaces de baja calidad apuntando a tu web, copiar tu contenido, meter un virus…

Google es bastante bueno detectando ataques de SEO negativo, pero no puedes arriesgarte a conseguir una penalización. ¡Estate atento!

 

Google te ha penalizado

Una penalización manual puede eliminar completamente tu sitio web de los resultados de búsqueda de Google. Si has clasificado previamente muy arriba y de repente has bajado significativamente, puede que te hayan penalizado.

Lo único que puedes hacer es abrir el informe de Acciones manuales de Google y comenzar a corregir los problemas. Si has recibido uno de estos informes, significa que un revisor humano ha determinado que tu sitio web ya no cumple con las pautas de Google.

¿Qué podría causar una penalización manual? Según Google, podrías ser penalizado si el revisor determina que tienes:

  • Sitio web atacado: tus páginas se han visto afectadas por un hacker.
  • Spam generado por el usuario: Comentarios spam en foros o blogs.
  • Hostings gratuitos con contenido engañoso: una parte significativa de las páginas alojadas en un servicio son spam.
  • Etiquetas estructuradas con contenido fraudulento: el marcado en la página está fuera de las directrices, como hacer que algunos contenidos sean invisibles para los usuarios.
  • Enlaces no naturales: si tienes muchos enlaces que se consideran artificiales, engañosos o manipulables (que incluyen la compra de enlaces o la participación en granjas de enlaces), puedes ser penalizado.
  • Contenido con poco o ningún valor: tus páginas deben ofrecer un valor real a los usuarios.
  • Encubrimiento o redirecciones engañosas: es decir, muestras diferentes páginas para los usuarios y para Google.
  • Imágenes ocultas: uso malintencionado de las imágenes para obtener más clics, las fotos de tu web son diferentes a las que aparecen en Google.
  • Texto oculto y relleno de palabras clave: Ocultar texto a la vista de los usuarios o hacer un uso abusivo de tus keywords.

 

Solo trabajas el SEO

El SEO por si solo no obtiene los mejores resultados. Necesita de: marketing de contenidos, redes sociales, PPC y muchas otras estrategias de Marketing Digital.

Elementos como el tiempo de permanencia en la web, el número de clics, las menciones en Internet y el engagement en redes sociales influyen en tu clasificación. Por supuesto, algunos de ellos afectan a tu clasificación más indirectamente que otros, pero todos juegan un papel importante. Publicar regularmente en Facebook no te va a catapultar a la primera posición, pero podrás crear una comunidad y hacer que más gente visite tu web, enlacen a tus contenidos o te lean.

Google tiene en cuenta más de 200 factores SEO para posicionar tu web en Google. Y todos ayudan a que mejores tus clasificaciones.

 

Tu competencia hace más que tú

La optimización de motores de búsqueda ya no es una técnica secreta de la que tu competencia nunca ha oído hablar. Es una parte integral del marketing moderno, y por cada enlace que no estás creando y cada post que no estás publicando, tu competencia lo hace.

Si trabajas de vez en cuando el SEO, puedes comenzar a ver un pequeño movimiento en la clasificación. Sin embargo, el hecho es que aquellos que se adentran en las profundidades del SEO van a ver más resultados que tú.

Recuerda, cuando empiezas a hacer SEO, no eres tú contra Google. Eres tú contra toda tu competencia. Y todos estáis intentando haceros un hueco en un espacio muy limitado.

 

Si tu web no aparece en Google todavía, pensarás que hay mucho que hacer para comenzar a ascender a la cima de los rankings de los motores de búsqueda. Y estás en lo cierto. Peor que esto no te abrume. Puedes empezar haciendo algunos cambios pequeños y sencillos en tu sitio web. Si aún no estás clasificado, es posible que solo necesites darle un poco más de tiempo.

O quizás necesites sumergirte en una estrategia SEO más seria y te haga falta ayuda de profesionales. De cualquier manera, examina tu situación actual y comienza poco a poco a hacer los cambios que puedas. Puede que te sorprenda lo mucho que pueden ayudarte.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 sobre 5)
Cargando…