5 tipos de contenido para SEO

Cuando escuchas a la gente hablar sobre tipos de contenido para SEO, es muy probable que la mayoría hablen de blogs. Los blogs son una parte fundamental de cualquier estrategia de posicionamiento en buscadores.

Hay muchas buenas razones para crear un blog, pero la más importante es el SEO. A Google le gustan los sitios web que actualizan regularmente su contenido, y un blog es una gran plataforma para hacerlo regularmente. Pero si toda tu estrategia SEO solo se centra en los blogs, entonces estás perdiendo muchas opciones.

Hay oportunidades más allá de las publicaciones del blog para escribir un gran contenido que ofrezca valor a tus lectores y atraiga clientes potenciales. Aquí tienes unos cuantos tipos de contenido para SEO que deberías considerar:

1. Artículos largos

Las mejores prácticas de SEO y de escritura de contenido una vez asumieron que cualquier contenido de más de 500 palabras estaba destinado a fallar. Después de todo, internet trata sobre información condensada. Cuanto más rápido se pueda leer, mejor.

Pero resulta que la falta de atención de los lectores no es tan grande como se pensaba. Más recientemente, la industria se ha dado cuenta de que el contenido de formato largo en realidad clasifica notablemente mejor y la gente quiere leerlo.

Hay un beneficio obvio de SEO para artículos más largos; más palabras significan más oportunidades para usar palabras clave. Pero, en términos más generales, a Google le gusta dar prioridad al contenido largo, ya que hay más posibilidades de que ese artículo contenga más información y, por lo tanto, más valor.

El contenido que lleva tiempo redactar, que tiene en cuenta los detalles y está bien investigado es más probable que tenga el engagement que estás buscando.

2. Guías para principiantes

Los blogs hacen un buen trabajo manteniendo tu sitio web actualizado, creando una atractiva serie de contenido. A menudo se centran en una parte pequeña y específica de tu empresa o sector. El problema, sin embargo, es que si dedicas todo tu tiempo a los pequeños detalles, a menudo te pierdes el panorama general.

Crear una “guía para principiantes” o una “guía práctica” es una excelente manera de atraer a los lectores y hablar sobre los aspectos más fundamentales de los temas que tratas. Como esta guía básica de Twitter.

La guía no tiene que centrarse específicamente en tus servicios, pero debes demostrar tu experiencia de una manera u otra.

Este tipo de contenido te da la oportunidad de incluir una gran cantidad de palabras clave específicas y enfocadas a mejorar tu ranking SEO.

La mejor parte es que podrá generar un gran número de enlaces internos a la guía en el futuro, otro elemento que ayudará a que tu ranking de búsqueda de Google siga aumentando.

3. Manuales de ayuda

Similares a una guía, estos tipos de contenido para SEO son más bien una colección de páginas individuales agrupadas bajo un tema común. Cada página debe definir y explicar un tema en particular, a menudo seleccionado por su relevancia para un término de búsqueda en particular.

Utiliza las últimas noticias de tu sector en el blog, y enfócate en los aspectos de tus servicios que el espectador quiera entender antes de considerar contactarte.

La ventaja de separar este contenido de otras partes del sitio web es que las personas pueden saber rápidamente lo que van a encontrar. También facilita la creación de enlaces de una página a otra, creando una plataforma de aprendizaje integrada.

4. Glosarios / Diccionarios

¿Tu sector usa términos difíciles de comprender? A todo el mundo le encantan los glosarios de términos. Es rápido desplazarse, fácil de leer y sencillo averiguar si se resolvió la consulta. Si tu sector usa una gran cantidad de terminología, ¿por qué no crear un lugar donde la gente pueda entenderlo?

Un glosario te permite utilizar una gama de palabras clave más diversa de lo que podrías lograr con un tema de blog más específico. También crea grandes oportunidades para añadir enlaces internos. Cada vez que uses un término en el futuro, puede enlazarlo a la entrada del glosario.

Todos estos enlaces son excelentes para SEO, y te ahorran el esfuerzo de redefinir palabras y conceptos cada vez que escribas sobre ellos en el futuro.

5. Landing Pages

Las Landing Pages son páginas de destino para el usuario en tu sitio web, optimizadas para términos de búsqueda específicos. Los usuarios aterrizarán en la página a través de los motores de búsqueda, antes de dirigirse al resto de tu sitio web. A menudo, se crean como parte de campañas de anuncios personalizadas. Te recomendamos consultar esta guía: Cómo optimizar Landing Pages.

Las Landing Pages son efectivas por razones de SEO, ya que te permiten dedicar una página completa a un término de búsqueda específico, lo que aumenta las posibilidades de clasificación. El hecho de que se aisle un poco del resto del sitio web significa que puedes controlar fácilmente cómo y dónde el lector ingresa a tu sitio web.

Los lectores no suelen gastar mucho tiempo en estas páginas, así que hazla corta y deja muy claro dónde quieres que hagan clic y qué quieres que hagan una vez que hayan terminado.

 

Mantener tu contenido actualizado y relevante es el secreto para un marketing digital decente. Los blogs que publican a menudo son la piedra angular de cualquier estrategia de contenido SEO, pero es importante no dejarte caer en el hábito de solo escribir posts.

Hay muchos y diferentes tipos de contenido para SEO. Aprovecha aquellos que tus competidores no están utilizando y consigue una ventaja competitiva.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…